Nunca antes habíamos tenido una boda tan ‘mediterránea’…

Ella de Málaga y él de Barcelona, ella flamenca por los cuatro costados y él con una personalidad ‘arrasadora’…

Ambos querían una boda original y sencilla en la playa, por lo que decidieron celebrar la ceremonia y convite en ‘Candado Beach’, junto al Puerto Deportivo El Candado.

Marcos entró a la ceremonia, junto a la madrina, montados en una Vespa; la canción ‘Mediterráneo’ de Serrat fue la banda sonora para la entrada de Irene; espetos de sardinas como ‘mesarios’ para la distribución de los invitados; pulseras náuticas como detalle, un photocall con los monumentos más emblemáticos de España… Un sin fin de detalles que hicieron que, tanto los novios como los invitados, fuesen sorprendidos a lo largo de la velada…

 

Anuncios